Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Cómo degustar café

EL ARTE DEL CAFÉ

Cómo degustar café

7 min

DEGUSTANDO TU CAFÉ

Hay un arte en desacelerar y saborear realmente tu café, desde su aroma y acidez hasta su cuerpo y sabor. A continuación, te contamos cómo dominarlo.

EXPLORANDO EL SABOR El arte de degustar

¿Cuándo detuviste por última vez lo que estaba haciendo y te tomaste unos momentos para saborear completamente el café en tu taza?

Cuando prestás atención a las muchas características de tu café, se abre un mundo sensorial.

 

Muchas variables afectan el sabor del café: dónde se cultiva el café, qué tipo de café se cultiva, cómo se cultiva el café, cómo se extrae la fruta del grano, cómo se mezcla y tuesta el café y cómo se elabora el café. Y esos son solo algunos de los factores.

 

¿Querés saber cómo realizar una cata de café? Exploremos el gusto y sus múltiples dimensiones. Una cosa es segura: profundizar tu comprensión del gusto es un viaje gratificante

 

CUATRO PASOS

Si solo estás explorando cómo probar realmente tu café, vale la pena aprender estos cuatro pasos importantes: oler, sorber, localizar y describir.

 

Primero sentí el aroma. Olé siempre un café antes de probarlo. Inhalá profundamente. Tu boca puede distinguir cinco sabores: dulce, salado, amargo, ácido y umami, pero tu nariz puede diferenciar un billón de aromas.

 

Lo siguiente es sorber. Tomá un buen  y ruidoso sorbo de tu café. No seas tímido. Esto rociará el café en tu lengua y paladar, permitiéndote saborear todas las sutilezas.

 

Ahora, localizá. Pensá en cómo se siente el café en la boca. ¿Cuál es su peso o grosor? ¿En qué parte de tu lengua experimentás los sabores?

 

Y por último, pero vital, describí. ¿Qué palabras elegirías para describir tu experiencia de degustación? El aroma, los sabores, cómo se siente el café en la boca. ¿Tu lengua detecta mucha acidez en el café? ¿Qué otros sabores podrías usar para comparar?

DATO DE COLOR

Tu nariz puede captar un billón de aromas diferentes.

ACIDEZ DEL CAFÉ

La acidez es la sensación en los lados y la punta de la lengua. Al probar y describir el café, la acidez no se refiere al contenido de pH. Se refiere a la sensación picante en la lengua.

 

Los bebedores de café a veces se confunden acerca de por qué les gusta la acidez en el café. La acidez es una sensación que probablemente encontrarás en algunos de tus cafés favoritos de alta calidad.

 

Cuando pensás en la acidez, pensá en cómo se siente el café en la boca. Para ayudarte a comprender la acidez, pensá en cómo, al igual que las bananas y la avena, los cafés con baja acidez ofrecen una sensación redondeada y suave en la lengua. Y considerá cómo, al igual que las naranjas y los limones, los cafés de alta acidez ofrecen una sensación concentrada y viva en tu lengua.

 

CUERPO DEL CAFÉ

El cuerpo es el peso o el grosor del café en la lengua cuando lo sorbés. Es una característica que quizás no hayas considerado antes.

 

A continuación, te indicamos cómo entender mejor el concepto de cuerpo: al igual que la leche descremada, el café de cuerpo ligero es fino y tiene muy poca textura o peso en la lengua. Y, como la leche entera, un café con cuerpo tiene un cuerpo pesado: es cremoso, espeso y permanece en la lengua.

 

CÓMO DEGUSTAR EL CAFÉ

Entonces, cuando estés probando tu café, ¿a qué debés prestar atención? Concentrate y describí estas cuatro cualidades: aroma, acidez, cuerpo y sabor, una a la vez. Como descubrirás, estas características forman un "perfil" de sabor completo de un café.

 

¿Cómo se ve un perfil de sabor? Acá hay un ejemplo, directamente de los maestros catadores de Starbucks®: "Completo con notas sutiles de cacao y nueces tostadas que equilibran la suave sensación en boca". Y acá hay uno más por si acaso: "Terroso y con notas de hierbas frescas y una especia persistente".

 

Con un poco de práctica, podés comenzar a diseñar tus propias características de degustación, basadas en tus experiencias personales y únicas de los cafés que probaste. Una buena forma de comenzar es leer las notas de sabor en una bolsa de café Starbucks® e intentar localizar esos sabores a medida que probás el café.

 

AROMA CAFÉ

El aroma es la forma en que huele algo. Tu nariz puede captar un billón de aromas diferentes. Oler y describir el aroma de un café es la mejor forma de empezar a aprender. Podés oler un toque de chocolate, el rico aroma de las nueces o un toque de especias calientes.

 

No hay una respuesta incorrecta al describir a qué huele un café. Lo que huele para vos puede ser diferente de lo que huele para otra persona.

MOMENTO DE DEGUSTAR
MOMENTO DE DEGUSTAR

La próxima vez que te prepares una taza de café, tomate un momento para beber, reflexionar y notar realmente el sabor.

SABOR ALIMONADO
SABOR ALIMONADO

Los cafés cítricos ofrecen una sensación concentrada y viva en la lengua, como naranjas y limones.

MEZCLALO
MEZCLALO

Prepará el mismo café usando dos métodos diferentes y mirá cómo se compara cada taza.

SABOR DEL CAFÉ

El sabor es como sabe un café y, al principio, puede ser difícil expresarlo con palabras. Al describir el sabor, empezá con lo básico.

 

Quizás el café tenga un sabor dulce como el chocolate o el caramelo. Quizás tenga un dulzor más vivo y afrutado como una cereza o frambuesa. Puede haber sabores ácidos que te hagan pensar en limón, pomelo o incluso en vino. Podés detectar sabores que son como nueces o vainilla.

 

COMPARANDO DOS CAFES

 

Degustar café se trata de comparar y contrastar. Experimentá con estas cuatro características y pensá cómo describirías tu café. Si necesitás más inspiración, recordá mirar las notas de degustación de tus cafés favoritos de Starbucks®.

 

Otra excelente manera de profundizar tu experiencia de degustación es comparar dos cafés. Tomá cafés de dos regiones diferentes, por ejemplo, luego pensá cuál es más amargo, cuál tiene más cuerpo y cómo se comparan sus aromas.

También podés comparar el mismo café, elaborado con dos métodos de preparación diferentes. Pronto descubrirás que el método de preparación que utilizás contribuye a las características de sabor de tu café

 

Mientras explorás y experimentás con el café, vale la pena tomarte el tiempo para probar realmente lo que hay en tu taza. A lo largo de tu viaje de degustación, descubrirás tus propios gustos y preferencias únicos y aprenderás a hablar sobre lo que amás y por qué.

EL ARTE DEL CAFÉ

El esprectro del tueste <p>¿Qué perfil de tueste preferís ¿Tostado suave, medio o intenso? Estos tres componen el espectro de tueste de Starbucks<sup>®</sup>.</p> 4 min

LIFESTYLE

Café con amigos <p>Hacer café para tus invitados siempre es una gran idea, sea cual sea la ocasión. Prepará tus cafés Starbucks<sup>®</sup> favoritos para amigos, familiares o colegas.</p> 4 min

EL ARTE DEL CAFÉ

El arte de mezclar y tostar <p>Antes de que puedas preparar y tomar un trago de tu café Starbucks<sup>®</sup> favorito, los granos de café pasan por muchos pasos, que incluyen la mezcla y el tostado.</p> 4 min